Home

Hoy que estamos ya en días en que hace frío queremos llevaros a una preciosa localidad costera catalana: es la ciudad de Sitges, a 35Km al sur de Barcelona. Sitges se sitúa en la comarca del Garraf, punto de salida al mar de la comarca del Alt Penedès. Se trata de una bellísima población de unos 29000 habitantes, completamente volcada a la costa desde las pedregosas alturas del Macizo del Garraf, perteneciente a la Serralada del Litoral, que alcanza una altura máxima de 593m casi a tocar de la costa. Sitges es una ciudad viva y activa, donde todos podemos encontrar cómo disfrutar. Entre estas atracciones está el famoso Festival internacional de Cine Fantástico de Sitges que se celebra en esta localidad desde 1968, siempre en Octubre y que ha conseguido hacerse un hueco en el panorama cinematográfico internacional y que es una buena ocasión para que mitómanos y cinéfilos se harten de cine y de ver primeras figuras del mundillo.

Otro de los imprescindibles de Sitges es su noche. Las estrechas calles de la parte antigua son un foco de canalleo y verbeneo nocturno de primer nivel, con la calle Primer de Maig, alias “Calle del Pecado” como su centro neurálgico. En esta calle fue donde el creador de Pachá abrió su primer local nocturno allá en los ’60 y donde se fue concentrando la oferta de ocio de la ciudad. Como curiosidad literaria, es en esta calle (aunque con su antiguo nombre de Dos de Maig) donde Terenci Moix situó gran parte de las locas escenas nocturnas de su obra “El día que murió Marilyn”. El hecho de ser una de las capitales Gay-Friendly, no sólo de Catalunya, sino de todo del Sur de Europa, hace que la oferta de hoteles, bares, clubs y locales de ambiente Gay abunden. Locales que, en su gran mayoría, reciben con los brazos abiertos a todo el público convirtiendo la noche en una fiesta para todos los públicos… adultos, claro!

Además del canalleo nocturno sin embargo, Sitges ofrece a la vez una gran oferta para públicos más tranquilos y que prefieren el paseo tranquilo y cultural, sobretodo en las épocas más alejadas de los meses de verano y centrando la atención sobre la zona del casco antiguo. Sitges sigue siendo un pueblo de casas encaladas y calles empedradas, por el que poder pasear sin rumbo, siempre con el mar a tocar de la mano. En su centro y presidiendo la ciudad destaca la Iglesia de Sant Bartomeu i Santa Tecla, erigida sobre un montículo elevado, se ha convertido en la imagen más famosa de la costa sitgetana. Es un templo erigido en el S.XVII donde pueden admirarse numerosos retablos originales de finales del XVII y un órgano barroco de la misma época de magnífica factura. Bien cerca de la iglesia está el Palau de Maricel, construcción que data de 1910 y fue construida bajo encargo del magnate norteamericano Charles Deering. Actualmente este palacio aloja, en la zona de mar, un museo de obras modernistas y en su vertiente de tierra, dispone de varias salas usadas como centro de convenciones y congresos. Otro punto importante es el Casino Prado Suburense (Suburense es el gentilicio de Sitges… aunque a mi me sigue gustando más el de Sitgetà), una sociedad cultural de más de 130 años de historia en la que encontrar numerosas actividades culturales, así como sesiones de cine, teatro… A dos pasos se encuentra el antiguo Mercado Municipal, donse se aloja la Casa Bacardí, que explica la historia de Facundo Bacardí i Massó, hijo de Sitges y fundador de la marca de Ron, allí además de aprender la historia de la marca y el proceso de elaboración del ron, nos enseñarán a elaborar un buen cocktail que por supuesto degustaremos.

Donde nosotros nos dirigiremos hoy es al corazón de Sitges… a la esquina que abre la Calle Barcelona, donde se encuentra el Bar El Cable, un bar histórico por edad en la ciudad ya que data de 1940 y está regentado actualmente por la tercera generación de la familia Andreu. Este pequeño bar que nació antes del Boom de la ciudad, se dedicaba inicialmente a servir comida y bebida y funcionaba como pensión en las plantas superiores. Actualmente además de ofrecernos música en directo, funcionan como bar de comidas en forma de tapas… y qué tapas! Aparte delas tapas tradicionales: las famosas patatas bravas, con su deliciosa salsa de tomate, las croquetas caseras de carn d’Olla (un estándar que permite comparar entre diferentes locales), y los calamares a la romana, Tienen también otras más originales, como la Mc Cable: una mini hamburguesa con pimiento verde y queso Brie.

20140113-105700.jpg

Desde hace no mucho, además, han incorporado en su carta fija tres tapas que fueron ganadoras del primer premio del certamen Sitges Tapa a Tapa, certamen con tres ediciones (de las tres ganadoras el Cable) en que numerosos locales de la ciudad ofrecen tapa y cerveza a 2,40€.

La tapa ganadora en 2011, es el Filete con Zaluk. La tapa consiste en un dado de Solomillo de ternera a la brasa con chips de alcachofa frita y el mencionado Zaluk de berenjena: un puré de berenjenas especiadas delicioso (para más señas preguntadle a San Mikel L. Iturriaga, alias El comidista), todo ello montado sobre una patata a la brasa. Espectacular en todo su esplendor, aunque difícil de comer sin acabar con la cara rebozada en zaluk… una ocasión para relamernos en plan gatuno!

Cable - Filete

La tapa de Filete con Zaluk… ¡Sabe aún mejor de lo que luce!

La segunda tapa premiada, por orden cronológico es la ganadora de 2012: el Niu de Ànec, o Nido de Pato… un nido de patata paja con confit de pato salseado y troceado y pequeñas virutas de chocolate, todo sobre una corona de champiñón, la verdad que era una delicia, con el dulce del chocolate que le va al confit como anillo al dedo y el fondo crujiente de patata, constituye un sencillo y equilibrado bocadito.

Aunque realmente, tras un quitar el sombrero y un sonoro redoble de tambor, hay que levantarse y aplaudir a la Ganadora de 2013, tapa que no sólo ha ganado el certamen Sitges Tapa a Tapa 2013, sino que se presentó y ganó el Primer Premio de Tapa del Año de Catalunya 2013, un certamen celebrado el pasado noviembre entre 18 cocineros de 18 restaurantes de toda Catalunya, que ofrecieron sus tapas en 18 bares de la ciudad de Sitges, que actuaban a modo de “padrinos” de estos cocineros y sus tapas. La tapa en cuestión tiene el sugerente nombre de Buscando a NEMO

20140113-104331.jpg

Consiste en un tar-tar de atún rojo, troceado y cubierto por “caviares”, formados por esferificaciones de aceite y tomate, servido en un vaso comestible de pasta filo y acompañado por una gota de vermut esferificada en forma de lágrima. Suena espectacular verdad? Pues ni os imagináis como sabe. Sencillamente de aplauso… suave, sabroso, divertido. La curiosidad de la esfera de vermut para limpiar boca y el estallido de las pequeñas esferas de aceite y tomate, mientras tomas el atún firme y aterciopelado, convierten este platillo en alta cocina en forma de tapa popular. ¡Bravo chicos!

Podéis encontrar a estos artistas en el Bar El Cable, C/ Barcelona, 1 · 08870 Sitges (Barcelona) o contactarlos a través del correo: bar@elcable.cat o del teléfono 938 948 761, aunque como ellos ya advierten, no admiten reservas.

¿Los precios? Tapas de 1,30€ a 4€ (en serio os lo digo), vino a copas de 1,60€ a 3€, caña a 1€ (yo casi solté una lágrima de alegría y nostalgia) refrescos a 2€.

Buen tiempo, playa, atracciones turísticas, canalleo nocturno y magnífica comida a dos pasos de Barcelona… ¡Me lo quitan de las manos!

… ¿Cuándo volvemos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s